top of page

Tu whisky Single Malt es realmente un whisky de mezcla

El mundo del whisky está repleto de términos y clasificaciones que pueden confundir incluso al aficionado más experimentado. Uno de los conceptos más malentendidos es la diferencia entre el whisky "single malt" y los whiskies de mezcla, o "blended". A menudo, se asume que el whisky single malt es sinónimo de pureza y calidad superior, mientras que los whiskies blended son vistos como inferiores. Sin embargo, esta percepción no solo es simplista, sino también engañosa.


Este diagrama define los 5 principales tipos de whisky.

Un whisky single malt se refiere a un whisky producido en una única destilería, utilizando solo cebada malteada como ingrediente. Lo que muchos consumidores no se dan cuenta es que incluso un single malt puede ser una mezcla, y de hecho, casi siempre lo es. Esto se debe a que diferentes barriles de la misma destilería pueden mezclarse para crear el producto final. Cada barril aporta sus propias notas y matices, y la habilidad del maestro mezclador es crucial para mantener la consistencia y el perfil de sabor del whisky año tras año. A no ser que la botella del Single Malt diga explicitamente Single Barrel o Single Cask, es una mezcla de múltiples barricas.


Por otro lado, los whiskies blended combinan maltas y granos de diferentes destilerías. Estos whiskies son a menudo subestimados, pero la realidad es que la creación de un blended whisky de alta calidad requiere un nivel de habilidad y arte igualmente impresionante. Marcas reconocidas de whiskies blended han demostrado a lo largo de los años que pueden producir whiskies con perfiles de sabor complejos y sofisticados.


Compass Box es una de las marcas de whisky que hace maravillas con mezclas de distintas destilerías.

La creencia de que los single malts son inherentemente superiores a los whiskies blended es un mito que debe ser desmentido. Ambos estilos tienen su lugar en el mundo del whisky, y ambos ofrecen experiencias gustativas únicas y valiosas. La calidad de un whisky no debe medirse por su categoría, sino por la habilidad con la que se ha elaborado y la complejidad de su sabor.


Por lo tanto, la próxima vez que disfrutes de un whisky single malt, recuerda que estás degustando una mezcla magistral de diferentes barriles, cada uno contribuyendo a la sinfonía de sabores en tu copa. Y cuando explores los whiskies blended, hazlo con un reconocimiento de la destreza y la tradición que representan. En el mundo del whisky, la variedad y la habilidad son lo que realmente enriquece la experiencia.


92 views0 comments

Recent Posts

See All
bottom of page