top of page

Una breve historia del whisky japonés

La historia del whisky japonés es una fascinante travesía que combina tradición, innovación y pasión. Desde sus inicios humildes hasta convertirse en un referente mundial, el whisky japonés ha capturado la imaginación de los aficionados y expertos por igual.



El viaje comenzó a principios del siglo XX con dos visionarios: Masataka Taketsuru y Shinjiro Torii. Taketsuru, conocido como el padre del whisky japonés, viajó a Escocia en 1918 para aprender el arte de la destilación. Allí, estudió en la Universidad de Glasgow y trabajó en varias destilerías escocesas, adquiriendo un profundo conocimiento sobre el proceso de elaboración del whisky.


En 1923, Taketsuru se unió a Shinjiro Torii, quien había fundado la compañía Kotobukiya (más tarde conocida como Suntory). Juntos, establecieron la primera destilería de whisky en Japón, Yamazaki, ubicada cerca de Kioto. Torii eligió esta ubicación por su clima y calidad del agua, factores esenciales para producir un whisky de alta calidad. En 1929, lanzaron el primer whisky japonés comercialmente disponible, llamado "Shirofuda".


La verdadera revolución del whisky japonés llegó cuando Taketsuru, deseoso de seguir su propia visión, fundó la destilería Yoichi en Hokkaido en 1934, dando origen a Nikka Whisky. Taketsuru creyó que el clima frío y costero de Hokkaido se asemejaba al de Escocia, lo que resultaría en un whisky robusto y complejo.


El whisky japonés comenzó a ganar reconocimiento internacional en las décadas de 1980 y 1990, y en 2001, el whisky Yoichi de 10 años fue galardonado con el prestigioso premio "Best of the Best" en los World Whiskies Awards. En 2013, el Yamazaki Sherry Cask 2013 fue nombrado el "Mejor Whisky del Mundo" por Jim Murray en su famosa "Whisky Bible", un reconocimiento que consolidó aún más la reputación del whisky japonés en la escena global.


Un momento clave en la popularización del whisky japonés fue la icónica escena de "Suntory Time" en la película "Lost in Translation" de 2003. En esta escena, el personaje interpretado por Bill Murray filma un comercial para Suntory, una marca destacada de whisky japonés. La película, aclamada por la crítica, introdujo el whisky japonés a una audiencia global, despertando curiosidad y aumentando su demanda en todo el mundo.





Desde entonces, marcas como Yamazaki, Hibiki y Hakushu han cosechado numerosos premios, consolidando a Japón como un jugador clave en el mundo del whisky. Hoy en día, el whisky japonés es sinónimo de calidad y artesanía. Su historia es un testimonio de cómo la dedicación y la innovación pueden transformar una industria, y sigue inspirando a nuevos entusiastas alrededor del mundo. En Whiskey Society of Puerto Rico, celebramos esta rica tradición y animamos a todos a descubrir y disfrutar de los matices únicos del whisky japonés.


¡Kanpai!

36 views0 comments

Recent Posts

See All

Comments


bottom of page